Diagnósticos psicológicos

Depresión

Sentirse triste o inusualmente cansado a veces no es extraño, es parte de la vida. Pero si nada te conmueve o te provoca placer durante un periodo prolongado, puede ser que tengas una depresión. Existen tratamientos para combatir la depresión.

¿Qué es la depresión?

Si te sientes triste, decaído y agotado todos los días durante mínimo dos semanas, podría tratarse de una depresión. La depresión es un trastorno que cambia tu forma de pensar y sentir.

Si tienes depresión, es habitual que te irrites con facilidad y tengas problemas de concentración. También podrías tener dificultad para tomar decisiones, ansiedad y trastornos del sueño.  Puede que experimentes la vida como dificultosa y sin sentido.

Es común pensar que nunca te sentirás bien nuevamente, incluso podrías llegar a estar convencido de ello. Pueden surgir pensamientos de que eres un fracaso y no sirves para nada, y preocupación de cómo tu entorno reaccionaría si contaras cómo te sientes. Puede sentirse que mantienes una máscara, y que tras de ella se siente que todo ha caído a pedazos.

A pesar de que te sientes tan mal, a menudo no comprendes que estás deprimido. En cambio, están convencido de que las ideas del sinsentido de todo y del sufrimiento son la “verdad” de la vida. A pesar de que por el momento parezca ser así, la depresión te hace olvidar aquello de la vida que realmente disfrutas. De este modo la depresión te “miente”.

Distintos grados de depresión

La depresión puede ser leve, moderada o severa. Si tienes una depresión leve, a menudo puedes soportar lo cotidiano a pesar de lo mal que te sientes. En una depresión moderada, lo cotidiano se hace más difícil de sobrellevar, pero puedes hacer lo más necesario. En una depresión severa, apenas te levantas de la cama. En esta situación, cosas simples como realizar una llamada o abrir el correo se tornan imposibles.

Entonces, pueden surgir los pensamientos de que ya no soportas seguir viviendo. No puedes ver un fin a tu sufrimiento y estás convencido de que eres el único que tiene estos sentimientos. También puede surgir la idea de que sería mejor para tus más cercanos que no estuvieras. Si te sientes así de mal, no debes estar solo y debes buscar ayuda de inmediato.

La ayuda está a tu alcance

Si crees que tienes depresión debes buscar ayuda en la asistencia médica. Encontrarás consultorio en 1177. Si no quieres ser tú quien pide asistencia médica, pide a alguien de tu entorno contactar con la asistencia. Si te sientes tan mal que has pensado en cometer suicidio, no debes esperar y debes buscar asistencia inmediata, en una urgencia psiquiátrica o llamando al 112.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Puede ser difícil tener la fuerza necesaria para cuidar de uno mismo cuando se tiene depresión. Sin importar lo difícil que resulte, es importante comer y dormir. Intenta salir todos los días, aunque solo sea a comprar a una cuadra de distancia. Es mejor dejar el alcohol, a pesar de que pueda aliviar en el momento.

Hablar con alguien, escribir o escuchar música pueden ser formas de sentirse mejor o, como mínimo, menos mal. A menudo la depresión es pasajera, pero puede retornar.

Es importante no interrumpir un tratamiento contra la depresión anticipadamente, aun cuando te sientas mucho mejor.

No estás solo

Son muchos los que ha tenido depresión y han sabido salir de ella. Hoy por hoy, la depresión es una de las razones más comunes para la baja por enfermedad. Estar de baja por enfermedad no es un signo de debilidad o fracaso, todo lo contrario. Es una forma de darte una nueva oportunidad de estar bien.