¿Qué son los trastornos mentales?

Los malestares psicológicos, por ejemplo, la preocupación o la depresión, podrían constituir reacciones normales a situaciones de vida extenuantes, y a menudo son pasajeros. Es importante no patologizar aquello que constituye reacciones normales a los sucesos de la vida; al mismo tiempo, podría la identificación temprana de las condiciones psiquiátricas tener un efecto positivo en el pronóstico.

Salud mental según la OMS

Existe un debate entre los científicos acerca del concepto de salud mental. Un denominador común es que existen varias dimensiones de bienestar, por ejemplo, emocional, psicológico y social. Según la definición de la OMS, la salud mental es una condición de bienestar psicológico en la cual un individuo puede realizarse, manejar el estrés normal, trabajar productivamente y aportar a la sociedad en la cual vive. Por tanto, la salud mental es más que la ausencia de trastornos mentales, e incluye tanto las vivencias del individuo como las relaciones entre el individuo y su entorno social.

La salud mental y los trastornos mentales pueden coexistir

Las definiciones de salud mental son vagas, pero la mayoría coinciden en que va más allá de la ausencia de trastornos mentales. La salud mental se describe como una condición en donde varias dimensiones del individuo funcionan bien, sintiendo así el individuo alegría y bienestar consigo mismo, con otros y en su relación con la sociedad. Según ciertos científicos, la salud mental y los trastornos mentales pueden coexistir en un individuo.

¿Cómo se diagnostica un trastorno mental?

Los trastornos mentales severos son condiciones psiquiátricas que se expresan en un síndrome, verificable a partir de distintos criterios diagnósticos. Ejemplo de un sistema diagnóstico es la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (CIE) de la OMS. Otro sistema diagnóstico extendido es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), publicado por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA). Los manuales DSM son utilizados en la práctica clínica también fuera de EE.UU.; sin embargo el sistema oficial para establecer diagnósticos en los servicios de salud suecos es el CIE.