Diagnósticos psicológicos

Ansiedad social

Cuando tienes ansiedad social, evitas eventos sociales por miedo a ser expuesto al escrutinio y a la observación de otras personas. Las exigencias de actuar correctamente y no hacer un papelón frente a otras personas, es de tal magnitud que prefieres evitar eventos sociales. Existen tratamientos para combatir la ansiedad social.

Antes la ansiedad social era conocida como fobia social y se parece a una fobia en que el miedo a algo es tan fuerte, que se hace imposible acercarse a este algo. Igual que con otras fobias, se puede practicar hasta eliminar la evitación y el miedo, pero de forma gradual y en un entorno seguro. La angustia social se refiere a la ansiedad que surge al ser expuesto a situaciones sociales en donde te arriesgas a ser abrumado por sentimientos de vergüenza y desagrado.

¿Cómo se siente tener ansiedad social?

Quizás te vengan a la mente ideas como “seré un hazmerreír”, “todos me mirarán” o “todos pensarán que estoy loco”.

En el momento, la ansiedad se puede expresar físicamente con temblores, palpitaciones, sequedad en boca o rubor. Podrías sentir que te vas a desmayar o perder el control.

Las reacciones corporales son el resultado de la reacción de tu sistema nervioso a una situación que se interpreta como una amenaza. Puedes tener el impulso de salir de la situación lo más rápido posible.

¿Cómo afecta tu vida?

Las situaciones sociales terminan siendo demasiado desagradables cuando te expones a ellas. El solo hecho de pensar en estar en el centro de atención de los demás se siente insoportable.

El hecho de evitar situaciones sociales puede llevarte a estar cada vez más aislado. Evitar situaciones complicadas puede ser un alivio a corto plazo, pero empeora la ansiedad en el largo plazo. Cuanto más espacio le das a la ansiedad, menos espacio queda para vivir la vida que quizás quisieras vivir.

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Si la ansiedad ante situaciones sociales te restringe en tu vida cotidiana, debes pedir ayuda. Esto es válido también si te automedicas con alcohol o tranquilizantes para sobrellevar situaciones cotidianas.

¿Qué tipo de ayuda se puede recibir?

Existen tratamientos para combatir la ansiedad social. Podrías hablar con alguien que te pueda ayudar a entender más sobre ti mismo y el porqué de tus reacciones en distintas situaciones. También podrías recibir terapia grupal. Puede ser necesario estar bajo tratamiento farmacológico durante un período.

Todos somos distintos y el tratamiento que funciona para una persona, quizás no lo haga para otra. Puede ser necesario probar hasta encontrar lo que funciona para ti. Si anteriormente has buscado asistencia, pero consideras que no funcionó, no debes rendirte, debes buscar ayuda nuevamente. Investigaciones han demostrado que lo que determina el éxito del tratamiento no es el tipo de terapia, sino la relación de confianza que se establece con el tratante.