Diagnósticos psicológicos

Ansiedad generalizada

Si sientes tanta ansiedad que todo el tiempo estás pensando que algo horrible va a ocurrir, es posible que tengas un trastorno de ansiedad generalizada. También se conoce por las siglas TAG.

¿Cómo es vivir con ansiedad generalizada?

Vivir con ansiedad generalizada es como tener el radar de catástrofes encendido constantemente. Puede que sientas que nunca puedes descansar de la preocupación y que casi nunca logras sentirte realmente seguro. En cuanto surge un pensamiento inquietante, sientes la necesidad de esclarecerlo de inmediato. Puede que sientas que debes evitar todo malestar emocional y que tengas dificultades para vivir en el momento.

Es habitual que presentes simultáneamente otras dolencias psíquicas o físicas. Puede tratarse de obsesiones, trastornos de la alimentación o depresión, o constantes dolores de abdomen, espalda u hombros. Puede que sientas mareos y desorientación y tengas facilidad para caer en llanto.

El TAG es uno de tantos trastornos de ansiedad y es habitual presentar varios de éstos en simultáneo. Entre los demás trastornos de ansiedad se encuentran la ansiedad social, el trastorno de pánico y las fobias.

¿Cómo afecta tu vida?

Puede que tengas trastornos del sueño y sensibilidad al estrés, a las separaciones y a situaciones en donde podrías perder el control.

A menudo te preocupa todo, desde catástrofes cercanos hasta la situación en el mundo. Casi todo puede percibirse como una amenaza y puede que sientas una enorme necesidad de seguridad. El estrés y la ansiedad constantes podrían conducir al embudo del agotamiento o a la depresión. Cuanto más espacio se toma la ansiedad, menos espacio queda para vivir la vida que quizás quisieras vivir.

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Si la ansiedad es tal que impide y restringe tu vida cotidiana, debes pedir ayuda. Esto es válido también si te automedicas con alcohol o tranquilizantes para sobrellevar situaciones cotidianas.

No dudes en pedir ayuda si esta es tu realidad. Hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte mejor, y la primera es buscar asistencia médica. Si no sabes donde pedir asistencia, puedes buscar consultorio en 1177.se.

¿Qué tipo de ayuda se puede recibir?

Un tratamiento podría hacerte sentir mejor. Existen muchos tipos de tratamiento, por ejemplo, la terapia de conversación y los tratamiento médico. Los tratamientos pretenden enseñarte a manejar la ansiedad de forma tal que ésta no afecte y no restringa tu vida.

Si anteriormente has buscado asistencia, pero consideras que no funcionó, no debes rendirte, debes buscar ayuda nuevamente. Investigaciones han demostrado que lo que determina el éxito del tratamiento no es el tipo de terapia, sino la relación de confianza que se establece con el tratante.

No estás solo

Muchas personas han vivido con ansiedad durante muchos años, pero han encontrado una forma de sentirse mejor.

No se acaba la vida al saber que tienes un diagnóstico o quizás varios, por el contrario. Podría otorgar una mayor comprensión de ti mismo y hacer que te tomes en serio, y ayudarte a comprender lo que necesitas. Podría hacerte más fuerte y mejorar tu autoestima.

Cuando logras una comprensión de tus dificultades, podría otorgarte una posibilidad de sentirte mejor. Lo anterior podría enseñarte otras formas de relacionarse que te permitan establecer límites a tus preocupaciones, y dejar aflorar la confianza en las relaciones o en contextos más amplios. Cuanto más logres soltar el control, tanto mejor te comenzarás a sentir.